Disfruta de un paseo en Segway con estos consejos

Un paseo en segway es una experiencia única, sin embargo, en entornos masificados y muy transitados como el centro de Madrid, puede entrañar algunos riesgos. A continuación te damos algunos consejos para que tu trayecto sea seguro y memorable. ¡Presta atención!

Solicita un training antes de iniciar tu paseo en segway

Es importante que no inicies el recorrido hasta que te quede claro el funcionamiento de un segway. En la mayoría de tours, se incluyen servicios de formación con un período mínimo de entrenamiento antes de comenzar a circular por la ciudad. 

Consulta tus dudas con el guía que dirija el recorrido por Madrid y asegúrate de que tienes el control sobre el vehículo. Iniciar un segway tour sin contar con los conocimientos previos puede dar lugar a cualquier tipo de imprudencia que al final puede derivar en un incidente con todo lo que ello puede conllevar.

Presta atención a la conducción

A menudo se tiende a pensar que un segway, por tratarse de un vehículo que no se desplaza a grandes velocidades, está exento de riesgos. Es cierto, que es una alternativa segura, pero eso no quiere decir que no puedan darse incidentes durante su conducción. Aunque a priori un Segway no sea un vehículo especialmente peligroso, un uso imprudente puede derivar en daños graves para los usuarios de la vía pública y para el propio conductor.

 

Uno de los principales problemas que suelen darse en la conducción de segways es que los usuarios se confían demasiado y a menudo tienden a distraerse. Esto puede suponer un grave peligro. Es importante que tomemos conciencia de los riesgos inherentes a su conducción, y demos prioridad absoluta al trayecto. Esto implica renunciar a cualquier tipo de distracción que pueda alterar nuestra concentración, incluyendo el uso de smartphones.

Para que las maniobras sean fluidas y seguras, las dos manos del conductor deberán estar adheridas durante todo el trayecto a la superficie del manillar. Y esto deberá cumplirse hasta que el vehículo se haya detenido por completo y el viaje haya finalizado. Nunca antes.

Evita hacer movimientos bruscos o imprudentes

La mayoría de modelos de segway cuentan con un sistema inteligente capaz de detectar y rectificar todos aquellos movimientos involuntarios y descompensatorios. Sin embargo, debemos evitar que estos se den en la medida en que nos sea posible. Para que el vehículo pueda detectar y corregir cualquier tipo de desequilibrio, requiere de cierto tiempo. Es decir, en primer lugar necesitar procesar los indicios del error para a continuación compensarlos. Generalmente puede tardar algunas décimas de segundo o incluso un par de segundos, lo cual puede ser demasiado tiempo si se trata de una maniobra peligrosa.

Deberás tener esto en cuenta y evitar cualquier acción brusca ya sea un movimiento, una detención o un arranque. Llevarlas a cabo incrementará las posibilidades de que se produzcan choques, accidentes o caídas.

Un exceso de confianza puede ser contraproducente

A medida que adquieras mayor práctica adquirirás también mayor confianza. No te dejes dominar por esa sensación y ten en cuenta que el hecho de conducir bien y saber controlarlo, no significa que puedas cometer imprudencias. Por supuesto esto es extensible a todas las normas de tráfico. Vigila las velocidades en todo momento y cumple siempre las indicaciones de tu guía.

Da prioridad a las superficies sólidas

Los Segways han sido fabricados para circular por entornos que cumplen una serie de características. Debes tener en cuenta que este vehículo está orientado mayoritariamente a circular por entornos urbanos, y por lo tanto sus neumáticos han sido seleccionados para superficies duras, estables y regulares.

Es cierto que es posible dar un paseo en segway por entornos más inestables dentro de la naturaleza pero para ello es necesario cambiar los neumáticos por unos especiales. Por eso, debes tener claro que debes dar prioridad a las superficies pavimentadas durante todos tus trayectos.

Además, si en algún caso necesitas transitar por un suelo que posea una textura distinta (por ejemplo tierra o césped), deberás hacerlo reduciendo la velocidad y con la máxima prudencia. Si tratamos de cambiar de pavimento a césped sin prestar atención es muy probable que suframos una caída relativamente grave (dependiendo de factores como la velocidad a la que vayamos circulando).

Prudencia al terminar tu paseo en segway

Cuando hemos llegado a nuestro lugar de destino a menudo solemos pensar que lo más difícil ya está hecho y tendemos a bajar la guardia. Uno de los errores más habituales es que tendemos a bajarnos del vehículo cuando éste aún no se ha detenido por completo. Hacerlo puede provocar una caída que puede generar lesiones graves como fracturas o esguinces. 

Será importante que sigas todas estas recomendaciones para hacer de tu trayecto una experiencia divertida, única y segura. Recuerda que una conducción temeraria no sólo pondrá en riesgo tu seguridad, sino también la seguridad de los demás ciudadanos.

en_GBEnglish